El Trabajo

Los problemas en el trabajo no suelen ser en sí mismos la causa de nuestra insatisfacción. El entorno laboral tan sólo es un escenario más en el que pueden activarse nuestros conflictos personales, al relacionarnos con los demás. Por tanto, el problema no es lo que sucede en el entorno laboral, sino nuestros conflictos emocionales no resueltos. La mayoría de ellos tienen su origen en las relaciones familiares, especialmente con nuestros padres.

En el trabajo, se suelen reproducir esquemas parecidos a los que vivimos en nuestra familia. Los jefes son las figuras de autoridad y, en determinadas situaciones, es muy fácil que reaccionemos con ellos como lo hacíamos con nuestros progenitores. Con los compañeros, actualizamos los conflictos emocionales de nuestra relación con los iguales, los hermanos, o con los amigos durante la adolescencia.

Poner más conciencia en nosotros mismos y en las carencias que se han ido produciendo en nuestro proceso de desarrollo durante la infancia y la adolescencia, nos permite reestructurar los conflictos emocionales del pasado y poder diferenciar con claridad lo que realmente está pasando ahora, de aquello que nos pasó. Nuestras relaciones ganan en autenticidad, pues dejamos de exigir a las personas del presente que nos den aquello que nos faltó de las personas del pasado.

 

 

  

Menú anterior

Anterior      Volver    Siguiente

 


www.masconciencia.com