Responsable de tu propio proceso

El elemento más importante de tu proceso terapéutico eres tú. El terapeuta no sabe de tu vida más que tú. Él sólo ha iniciado antes que tú el recorrido por ese camino que consiste en vivir la vida con más conciencia y responsabilidad, en lugar de con más resignación.

El terapeuta sólo puede trabajar con lo que tú aportas al proceso. Por eso, desde el primer momento, tú te responsabilizas de los temas de tu vida que llevas a terapia. Y también de los que no llevas. La terapia consiste en poner más conciencia sobre tu vida y por eso, es necesario que tú asumas el ritmo, el rumbo y el contenido de tu propio proceso de descubrimiento.

 

 

 

Menú anterior

Anterior      Volver    Siguiente

 


www.masconciencia.com